Ir al contenido principal

Ya no es necesario estar en la mente del consumidor.

Hace más de 10 años la estrategia del equipo de mercadeo de McDonald’s y Coca Cola era siempre estar presentes en la mente del consumidor.

Ahora, desde que la saturación de la información llegó a esta era digital, nuestra mente se volvió selectiva y recordamos sólo lo importante, y dejamos para el buscador lo que no es vital, es por esto que ahora a nivel de mercadeo debemos de hablar de que “Ya no es necesario estar en la mente del consumidor, si no ahora es importante estar en su buscador”.

Daniel Goleman en su libro Focus establece que las personas de hoy en día tienen una mente selectiva, en la cual guardan sólo información que le es  importante, por lo cual, la formas de buscar los servicios y cómo consumirlos han cambiado con la era digitales, ahora vemos que la mayoría no recuerdan números de teléfono,  restaurantes o comercios de la misma forma que antes.

Todos estos cambios llevan a replantear la estrategia de nuestro comercio para la atracción de clientes y lo importante ahora es tener presencia en la web.


La forma en que ahora los clientes buscan servicios es muy distinta a la de hace un par de años, en el último informe del Consumer Report para Estados Unidos evidenció un crecimiento del 56% en la forma que los consumidores buscan  comercios por medio de Google. También Gartner ha establecido que el costo de no tener presencia en medios digitales es: "la pérdida de la empresa en un período no mayor a 4 años", el estudio 506 de El Financiero y la Nación para Costa Rica establece que la mayoría de personas buscan recomendaciones por Facebook o Google.

Esto establece un nuevo jugador para los comercios y si no estás en digital no existes.

Por esto finalizo con la frase que inicié : “Ya no es necesario estar en la mente del consumidor, si no ahora es importante estar en su buscador”.

Jonathan Matamoros Mora
Director Tecnológico

Tel.60102090
Facebook: tecnoservicecr
LinkedIn: jonathanmatamoros

Comentarios

Entradas populares de este blog

La nueva normalidad nos obliga hablar de ciberseguridad.

En la nueva normalidad donde las empresas por fuerza tuvieron que migrar al “Work From Home” Trabajo desde Casa, la seguridad informática toma mucho mayor protagonismo, antes con un buen sistema de Firewall y seguridad en la red, teníamos las herramientas para poder garantizar seguridad en nuestros equipos, pero ahora nuestras redes pasaron a globalizarse y los equipos que contiene la información critica de las empresas conviven en redes donde están servidores o servicios p2p, equipos con o sin antivirus, computadoras sin licencias validas o mucho peor hackers conectados en las redes publicas.  Es por esto por lo que ahora toma mucho mas valor hablar de ciberseguridad. En un estudio publicado en la revista Forbes, PulseSecure nos muestra los siguientes datos. Las compañías pasaron de su modalidad oficina a Work From Home (WFM) de un 25% en Diciembre 2019 a un 75% en Mayo 2020. El 78% de las empresas que implementaron WFH no han podido implementar tecnologías diferentes a las que tenían

¡¡Cuando los equipos que están diseñados para no fallar, fallan!!

Como informáticos hemos participado en un montón de demostraciones y eventos donde nos presentan equipos de alta gama y la frase célebre  es “Este equipo está diseñado para no fallar”, y es cierto, son equipos con propiedades y componentes de alta calidad y diseños para mitigar los errores y fallos. Y muchos conocemos estos equipos: router, servidores y centrales telefónicas que superan los equipos promedio, donde sus precios de adquisición o implementación son altos pero valen la pena pagarlos por la estabilidad y seguridad que dan.   Pero qué pasa cuando fallan, sabemos que como cualquier equipo de tecnología o electrónica  puede fallar, es aquí donde se marca la diferencia entre un buen distribuidor o proveedor . Las casas fabricantes de estos equipos tiene seguros y garantías de servicio de alta responsabilidad y respuesta inmediata, pero en la mayoría de casos los distribuidores o vendedores de estas marcas desconocen su actuar y procesos para poder responder con